La antimateria, el material más caro del mundo

La antimateria es uno de los materiales más complicado de obtener. Esto la convierte en un material muy difícil de conseguir y cuesta unos 62.500 millones de dólares por miligramo, por lo que la antimateria es el material más caro del mundo. Si quieres enterarte de todo acerca de la antimateria sigue leyendo este artículo.

¿Qué es la antimateria?

antimateria el material más caro del mundo

La antimateria es el conjunto de toda aquella materia que está formada por antipartículas. Las antipartículas son partículas cuya carga eléctrica es opuesta, por lo que está cambiada de signo. Por ejemplo, imaginemos un protón. La carga de un protón es positiva, por lo que el antiprotón, que es la antipartícula del protón, tiene una masa y una carga idénticas, pero en vez de ser positiva es negativa. Al colisionar una partícula con su antipartícula, estas se desintegraban mutuamente dando lugar a destellos luminosos producidos por fotones.

¿Qué diferencia hay entre la antimateria, la materia oscura y energía oscura?

Estos conceptos suelen ser muy confundidos por algunas personas cuando son ideas muy diferentes.

Como ya te he explicado antes, la antimateria es, básicamente, toda la materia formada por antipartículas.

Ahora bien, de la materia oscura todavía no tenemos prácticamente ninguna información. Sabemos de su existencia porque deducimos que la materia oscura es la que produce la gravitación de algunas estructuras espaciales. Se cree que la materia oscura forma más del 25% del universo.

En cuanto a la energía oscura, es una fuerza, hoy en día misteriosa, que hace que el universo se expanda cada vez más rápido. Esta energía esta alrededor de todo el universo y ocupa alrededor de 70% del mismo.

Esto quiere decir que la materia visible, (también conocida como materia ordinaria o materia bariónica), constituye únicamente en torno a un 5% del universo. Increíble ¿verdad?

¿Cuándo y cómo se descubrieron las antipartículas y la antimateria?

Créditos de la imagen a: https://rewisor.com
Imagen de antipartícula y partícula

El descubrimiento de las antipartículas no es para nada reciente, ya que tendremos que viajar hasta los años 30 para entenderlo desde cero. Paul Dirac se propuso el objetivo de relacionar los principios de la relatividad de Einstein con la física cuántica de Niels Bohr, sacando como consecuencia la conocida ecuación de Dirac.

En ella se daba a conocer la existencia de una energía negativa a 0 en las partículas. La teoría de que las partículas con energías negativa forman el vacío fue denominado “mar de Dirac” u “océano de Dirac”.

Estas partículas dejan un hueco vacío cuando saltan de un nivel de energía a otro dando lugar a una ausencia de carga negativa, que como consecuencia poseerá una carga positiva. Con este razonamiento, la ecuación de Dirac dio lugar a la posible existencia de las antipartículas, hecho que revolucionó en la comunidad científica.

Un tiempo después, el físico estadounidense Carl Anderson observó en 1932 la presencia de una partícula la cual nombro “positrón” mientras estaba fotografiando rastros de rayos cósmicos. Esto quería decir que la predicción de las antipartículas creada por Paul Dirac era cierta y que la antimateria también lo era.

¿Para qué sirve la antimateria?

La antimateria posee importantes aplicaciones en la medicina, estas principalmente se utilizan en el mundo de la medicina. Los positrones son antipartículas muy útiles que se utilizan en la tomografía. Gracias a la tomografía por emisión de positrones, hoy en día podemos generar imágenes del cuerpo humano con calidades impresionantes. Con estas imágenes de alta resolución los médicos son capaces de detectar el cáncer. Actualmente se está estudiando e investigando sobre la posible destrucción de tumores con el uso de antimateria.

Hoy en día los científicos trabajan para conseguir elaborarla a mayor escala, y cuando lo consigan, uno de los usos principales de la antimateria será el de servir de combustible para los futuros cohetes espaciales. Esto es debido a que actualmente es la fuente de energía más potente que existe. Con ella podremos enviar cohetes que lleguen a su destino mucho más rápido ya que con menos de 20 miligramos de antimateria podremos enviar un cohete a Marte.

Otro posible uso de este exótico material será como armamento debido a la explosión que produce cuando esta entra en contacto con materia ordinaria.